fbpx
Seleccionar página

Cuando vemos, en un programa de televisión o en un espectáculo de teatro, utilizar la hipnosis, como entretenimiento, además de entretenernos, nos dejan varias ideas irreales y negativas acerca del estado hipnótico. A saber, que la hipnosis es un estado artificial, en el que somos manipulados, por supuestos poderes de hipnotizador. Nada más lejos de la realidad:      Es un estado natural, al que accedemos dejándonos  que nos guíe   el hipnotizador y en el cual podemos realizar los cambios que buscamos. No hay poderes de por medio, y si una técnica que se adapta a la persona en cuestión.

A %d blogueros les gusta esto: