fbpx

Acabo de realizar una sesión particular de hipnosis a una chica con pánico a llevar el coche (por autopista), ir en autobús, en tren o subir en ascensor. Después  encontrar la raíz de su miedo a morir, (la muerte de un tío suyo, cuando ella tenía ocho años), y cómo afectó a su madre (la vio llorar desesperadamente), y haberla tratado, he comprobado la eficacia de la sesión, pues se ha  subido en mi ascensor y ha bajado cuatro pisos. Al salir, me ha llamado y me ha dicho: “genial, solo he sentido mariposas en el estómago” ( les hablo de que esa sensación es normal hasta que te acostumbras a estar bien en esas situaciones).

Se ha ido muy contenta y con los cambios buscados!